Las innovaciones para el cáncer de mama han elevado la sobrevida de las pacientes, mientras que en el caso del cáncer de ovario se abre una posibilidad de incorporar medicamentos que han demostrado una gran eficacia.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer entre las chilenas. Según las últimas cifras del Ministerio de Salud, solo en 2012, 1.367 pacientes fallecieron por este motivo. Esta realidad coincide con el panorama mundial, ya que cada año más de 450.000 mujeres pierden la vida por esa razón, lo que lo convierte en el cáncer más mortal para el género femenino.

Frente a este escenario, la incorporación de nuevos tratamientos ha sido de vital importancia para mantener esta enfermedad controlada, según explicó el doctor Antonio González-Martín, jefe de Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra, España, quien estuvo de visita en Chile esta semana y se refirió a las innovaciones en cánceres femeninos.

“La incorporación de nuevos tratamientos ha cambiado la historia natural de una paciente con cáncer de mama”, aseguró el especialista. Agregó que “uno de los avances más significativos se ha visto en el tratamiento del subtipo de cáncer HER2+, uno de los más agresivos y que lo padece entre el 15 y el 20% de las mujeres con cáncer de mama”.

Para este cáncer en específico, el anticuerpo monoclonal Pertuzumab, en combinación con Trastuzumab, ha demostrado incrementar de manera significativa el control de esta enfermedad y la supervivencia de las pacientes. Según el estudio CLEOPATRA, hoy las mujeres con cáncer de mama HER2+ en etapas metastásicas “tienen una expectativa de vida de casi cinco años o más, en comparación a los dos años de sobrevida que se veían hace diez o quince años”, explicó el oncólogo.

El doctor González-Martín afirmó que el último avance ha sido incorporar el Pertuzumab en pacientes con cáncer en etapas primarias en adyuvancia, es decir, después de la cirugía.

En ese contexto, el estudio APHINITY demostró de una manera “estadísticamente significativa un beneficio para las pacientes, evitando la recaída de la enfermedad, lo que hace reforzar la idea de que para las mujeres con cáncer de mama precoz Pertuzumab tiene un papel fundamental”, señaló el especialista.

Otros cánceres femeninos

En el caso de otros tumores específicos de las mujeres, también se han demostrado avances. En cuanto al cáncer de ovario, Antonio González-Martín -quien además es el presidente del Grupo Español de Investigación en esta patología- explicó que “los anticuerpos monoclonales, los cuales bloquean la capacidad de que el tumor desarrolle su propio sistema vascular, han ayudado a incrementar la sobrevida de las pacientes”.

En esa línea, expuso que el cáncer de ovario generalmente se detecta en estadios avanzados, “por lo que la probabilidad de cura es muy baja. Sin embargo, la incorporación de medicamentos como el Bevacizumab ha logrado cambiar la historia de estas pacientes”.

Sobre esa terapia en específico, en Chile no existe un acceso garantizado para todas las mujeres con cáncer de ovario, por lo que el doctor González-Martín recomendó que “sería bueno revisar esos protocolos de tratamiento, ya que existe una gran oportunidad para actualizar las guías clínicas”.