24 intervenciones por donación de órganos se han desarrollado este año a nivel nacional. En este contexto, médicos especialistas y los protagonistas de estas vivencias, comentaron la importancia de dar segundas oportunidades a la vida.

La donación de órganos ha disminuido este año, con el consiguiente aumento de la espera de los pacientes que requieren estas intervenciones. Por tal motivo, esta jornada se reunieron médicos tratantes de Clínica Dávila, un paciente trasplantado de corazón y familiares de otros trasplantados, con un solo objetivo: Motivar a más personas a la donación.

“El año pasado alrededor de 300 personas fueron trasplantadas y este año en el país ha sido menos de 30 personas”, señala el Dr. Andrés Boltansky, jefe de nefro-urología de Clínica Dávila, dando cuenta de este fenómeno. Sin embargo, en esta institución se han registrado circusntancias más alentadoras. De hecho, se realizaron  dos trasplantes simultáneos en estos últimos días gracias a las donaciones.  El trabajo del personal de Clínica Dávila ha sido relevante para esto, “fueron 40-45 personas altamente calificados que trabajamos para resolver la situación”, cuenta el Dr. Matías Guajardo, cirujano digestivo de Clínica Dávila.

Y si bien el escenario de la donación de órganos en Chile ha estado complicado, desde la institución hacen un llamado a la población, más cuando ya han podido trabajar en reducir esta larga lista de espera. “Hoy estamos muy contentos porque tres de nuestros pacientes que se encontraban en lista de espera han sido trasplantados el último mes”, señala el Dr. Juan Pablo Peralta, cardiólogo de Clínica Dávila.

Lo ocurrido en los últimos días ha sido un motivo de alegría para quienes están esperando,  ya que el agotamiento físico y mental no sólo lo sufre el paciente, sino también sus familiares.  “Pasa tanto tiempo que cuesta mucho saber qué va a pasar con uno”, dice Mauricio Collao, paciente trasplantado de corazón en Clínica Dávila.

Por otra parte, los hijos de Margarita Medina - mujer trasplantada de hígado el miércoles recién pasado- , Néstor y Daniela Cabezas, recalcan que es importante también la educación en Chile sobre cómo enfrentar este tipo de situaciones dentro de los núcleos familiares, ya que –en su caso- fueron alrededor de tres meses que duró la espera. 

El objetivo de este encuentro fue destacar, a través de casos reales, la importancia de la donación de órganos y como una decisión puede entregar una segunda oportunidad de vida a otra persona.