La marca nacional busca ser pionera en el desarrollo de productos más ecológicos y amigables con el medio ambiente. A través del lanzamiento de su fórmula ECOfriendly envasada con materiales reciclables, la empresa espera revolucionar el competitivo mercado de los detergentes. 

Hoy, la tendencia mundial por el cuidado del medio ambiente y el impacto que producen diversas actividades humanas ha llegado también a la categoría de productos de aseo, y es aquí donde el segmento detergentes tiene mucho que aportar. De hecho en Chile el mercado de los detergentes para lavar ropa es uno de los más relevantes, con ventas anuales que superan los 500 millones de dólares. Esto, porque el detergente es uno de los principales gastos mensuales dentro de la canasta familiar.

Considerando esta realidad y buscando crear un producto accesible para la mayoría de los consumidores, la empresa nacional Popeye desarrolló en su laboratorio una nueva fórmula ecoactiva, sustentable y biodegradable, a base de ingredientes vegetales renovables. Se trata de un producto libre de metales pesados y derivados de petróleo, y que no contiene fosfatos, un compuesto ampliamente cuestionado por su efecto negativo en el equilibrio medioambiental. Además, no tiene colorantes y no ha sido testeado en animales.

A todos estos atributos, hoy se suma uno de vital relevancia: el envase. Se trata del primer detergente en botella de vidrio, cuyos componentes - desde la tapa hasta la etiqueta - son también 100% reciclables.

“Ya no basta con que un producto sea biodegradable; hoy el público espera mucho más de los fabricantes. Creemos que pensar en el envase y qué ocurrirá con él una vez utilizado es extremadamente relevante, por eso escogimos vidrio, que es uno de los materiales más reciclados en Chile”, explica Pablo Maritano, gerente comercial y representante de la tercera generación de la familia fundadora de la empresa.

El detergente ya está presente en las góndolas de Jumbo con la botella de vidrio de 1 litro, y en otras cadenas de supermercados con el formato DP de 3 litros de la línea ECOfriendly. Este segundo envase también en sujeto de reciclaje, aunque el consumidor debe someterlo a un sencillo proceso antes de llevarlo a un punto limpio. Además, dentro de algunas semanas, se espera lanzar un nuevo formato de similares características y mayor volumen.

 “Como empresa estamos constantemente analizando y revisando la trazabilidad de nuestras materias primas y proveedores. De esta forma podemos ofrecer cada día mejores productos y que respeten nuestro entorno, entendiendo que estamos inmersos en un proceso de Mejora Continua”, agrega Maritano. 

100% chileno y 100% reciclable 

Miguel Maritano Industria de Jabones S.A. es una empresa chilena que produce y comercializa a través de sus marcas Popeye y Giselle, jabones y detergentes desde 1949.Su casa matriz se encuentra en Talcahuano, VIII Región, donde dan empleo a más de 120 familias. Esta ubicación se traduce además en una menos huella de carbono respecto de las marcas importadas.

Maritano explica que como empresa están enfocados en desarrollar productos innovadores y que aporten valor a la categoría y hoy, más que nunca, que sean amigables con el medioambiente. “Por esto, el trabajo eficiente que realizamos junto a Cristal Chile, quien nos apoyó desde el primer momento, permitió lograr este desarrollo en un tiempo record”, explica.

En nuestro país, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Medio Ambiente 2018, el 50% de los encuestados reconoce separar su basura, principalmente plástico (76%), vidrio (73%) y papeles y cartones (56%).

Precios

Popeye ECOfriendly Botella de vidrio 1 litro: $4.999 (precio referencial)

Popeye ECOfriendly  DP 3 litros: $10.299 (precio referencial)