Dulces y Halloween: 5 consejos para no perder el control de tu alimentación

0
448
Halloween candy

Esta festividad, llena de golosinas, puede ser muy distinta para niños y adultos. Ve las porciones recomendadas para cada uno.

Este miércoles se celebrará Halloween y los niños saldrán a las calles con sus disfraces a pedir dulces. Sin embargo, hay que tener en cuenta cuáles son las porciones de cada uno para cuidar la salud.

“En estas fechas, lo que menos se espera es la prohibición a los niños, sin embargo hay que ser responsables en cuanto al consumo excesivo de azúcares simples y el efecto en la salud tanto de niños como de adultos”, afirma la nutricionista de Clínica INDISA, Dana Bortnick.

La especialista entrega 5 consejos para cuidar tu alimentación en estos días y seguir disfrutando de un fin de semana largo.

  1. Raciona los dulces.

Para los niños, hay que tener en consideración distintos factores:

  • Idealmente, limitar el consumo de azúcar al mínimo o cero, principalmente por el aumento de las calorías ingeridas y su efecto en el peso y en la salud.
  • En niños pequeños, evitar caramelos duros o muy grandes, por el riesgo de ahogamiento. Preferir dulces de consistencia blanda y que se puedan porcionar en trozos más pequeños.
  • Los azúcares simples son una de las principales causas de caries en niños y adultos

              En el caso de los adultos, es importante limitar el consumo de dulces al mínimo y racionalizar para no  ingerirlos todos en un mismo día.

  1. Snacks saludables.

Si se quiere innovar, se sugieren las frutas, yogurts y repostería natural casera con temática de Halloween. Esto permite saber qué tiene la comida y elegir los mejores ingredientes para grandes y chicos.

  1. Dulce de calidad.

Hay que elegir bien el tipo de dulce. Cuando son chocolates, se recomiendan con alto porcentaje de cacao y menos grasa. Se sugiere escoger los dulces que tengan menos sellos, sobre todo el de azúcar y grasa. Muchos de estos pueden ser orgánicos o sin azúcar.

En tanto, los endulzantes seguros para el consumo de los niños pueden ser tagatosa, stevia, dátiles o agave, entre otros. No es recomendada la sucralosa, ya que es difícil de procesar para los menores, por lo que es recomendable un azúcar orgánica en menor cantidad.

  1. Comer sano antes de los dulces.

 Idealmente, tanto para niños como adultos, es recomendable mantener una alimentación sana o rutinaria durante el día. Es ideal ir por los dulces sin hambre, ya que así se hace mucho más fácil el control de la ansiedad y apetito.

  1. Horarios y energía.

              Ojalá tener en cuenta el horario de los niños, que no coman dulces tan tarde, ya que puede darles dolor de estómago. Además, durante el día mantenerlos activos, jugar, correr, y de esta manera gastar energía y activar su metabolismo.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí