Limpia tu hogar de manera segura y sustentable

0
184

Muchos productos de limpieza contienen sustancias químicas que pueden perjudicar nuestra salud con consecuencias permanentes.

Las sustancias tóxicas son productos químicos cuya fabricación, procesado, distribución, uso y eliminación representan un riesgo para la salud humana y el medio ambiente. Estas se pueden encontrar en diferentes productos de limpieza que se utilizan en las casas, incluyendo los limpiadores de hornos o desagües, detergentes para la ropa, abrillantadores de suelos y muebles, pinturas, y pesticidas.

Muchos desconocen qué productos tienen sustancias tóxicas y que la exposición a éstas puede provocar efectos dañinos en la salud de las personas en un corto o largo plazo. Alguno de esos efectos negativos a corto plazo puede ser la irritación respiratoria, nauseas, vómitos, dolores de cabeza, vértigos, entre otros. Y en el largo plazo, ante una exposición repetida al químico, los más graves son el cáncer, las reacciones alérgicas, la alteración hormonal y la toxicidad del sistema nervioso.

En cuanto al medio ambiente, estos químicos tienen la capacidad de contaminar el agua, la atmósfera y el suelo. Hay que tener especial cuidado con aquellas que son persistentes – que no se degradan fácilmente por lo tanto permanecen en el aguo o suelo durante decenas de años – y bioacumulativas – que se acumulan en los tejidos grasos de las personas y de los animales que consumimos, pudiendo provocar un grave daño a la salud-.

¿Cómo puedo saber si los productos que se usan para limpiar o mantener la casa son dañinos o peligrosos? Según Claudia Jara, subgerenta de la Plataforma Facility Management de Sodexo, la etiqueta del producto indicará cuán tóxico o peligroso puede ser el producto. Ante esto, recomienda buscar las palabras “¡precaución!”, “aviso”, y “peligro”, que representan un nivel elevado de preocupación. Por ejemplo, “precaución” significa que el producto puede hacerte daño. Puede molestar tu piel, hacerte enfermar si respiras los vapores, o dañar tus ojos si se pone en contacto con los mismos. “Aviso” es más serio que “precaución” e indica que puedes dañarte seriamente si manejas inadecuadamente el producto. “Peligro” indica una preocupación seria.

“Sé extremadamente cauteloso cuando manejes productos que contengan la palabra “peligro” en la etiqueta. Si se usan incorrectamente, puedes enfermar seriamente, dañarte durante un largo periodo de tiempo, o incluso morir. “Peligro” se usa también en productos para indicar que pueden explotar si se calientan”, advierte Jara.

Debido a la toxicidad de estos productos, Claudia Jara destaca que es fundamental el máximo de cuidados preventivos, por lo que nos deja algunos consejos simples para no dañar nuestra salud y el medio ambiente:

1) Lea atentamente la etiqueta.

2) No manipule el producto sin haber leído y comprendido todas las instrucciones de seguridad.

3) Mantenga fuera del alcance de niños y mascotas.

4) No mezcle nunca con otros productos.

5) Evite el contacto con ojos, piel y ropa.

6) Conserve siempre en su envase original.

7) Mantenga los cierres de seguridad originales, estos deben permanecer bien cerrados, hay que evitar en todo momento que los productos puedan derramarse.

8) Guarde bajo llave.

9) Almacene químicos peligrosos separados de los que pueden reaccionar al vincularse.

10) Almacene siempre separados los alimentos de las bebidas.

11) Mantenga alejados de fuentes de calor y humedad. Proteger de la luz del sol.

12) Utilice la indumentaria adecuada durante el uso de cada producto. (Guantes, gafas protectoras, mascarilla…)

13) No coma, beba ni fume durante su manipulación y aplicación.

14) Respete los usos y modo de aplicación establecidas.

15) Respete, en el caso de que no se trate de productos preparados para su uso, las diluciones contempladas en la etiqueta.

16) Respete la fecha de caducidad.

17) Elimine correctamente el envase y los restos de producto contaminado o caducado. Evitar su liberación al medio ambiente.

18) Si se siente mal durante el uso o nota algún tipo de reacción desagradable detenga la manipulación y/o aplicación.

19) Tenga en cuenta los primeros auxilios.

20) Si necesita asistencia médica, tenga a mano el envase o la etiqueta original del producto.

Anuncio