Especialistas advierten de la importancia de hidratarnos saludablemente en verano

0
77

Mareos, dolor de cabeza, piel enrojecida, debilidad y fatiga, son algunas de las señales de la deshidratación. Optar por bebidas naturales, libres de aditivos y sodio, es una buena alternativa. 

Actualmente en el mercado existen algunas que son igualmente atractivas como la kombucha, un brebaje hecho a base de una infusión de té o hierbas y azúcar de caña.

El agua es un elemento fundamental para nuestro organismo. Estamos compuestos en un 80% por ella y mantenerla en niveles adecuados es clave para velar por un correcto equilibrio y funcionamiento de todos los procesos biológicos. Esta premisa es una constante que se vuelve aún más importante en verano, cuando “con el aumento de las temperaturas, la transpiración y la exposición al sol uno tiene a perder más agua, incluso sin notarlo”, advierte Marisol Martínez (@nta.marisolmartinez), nutricionista diplomada en nutrición clínica adultos y nutrición deportiva.

Así, tomar entre 1,5 y 2 litros de agua al día, incluyendo los líquidos propiamente tal y lo que contienen los alimentos, tiene múltiples beneficios, “como regular la temperatura corporal, mantener la piel hidratada y elástica, lubricar todas las articulaciones y órganos manteniéndolos en perfectas condiciones, eliminar los deshechos del cuerpo y ayudar a mantener un peso saludable”, destaca la profesional.

El gran problema es que con el calor las personas tienden a aumentar el consumo de bebidas azucaradas que, lejos de hidratar, producen el efecto contrario “porque tienen mucho gas y el gas es sodio, que deshidrata. Por lo tanto, no quitan la sensación de sed ni producen los efectos favorables en el organismo”, enfatiza Martínez. Lo interesante es que actualmente existen en el mercado existen bebidas naturales que son igualmente atractivas como la kombucha, un brebaje hecho a base de una infusión de té o hierbas y azúcar de caña, que es fermentada por un cultivo de bacterias y levaduras (conocido por su acrónimo en inglés como SCOBY), y que está captando cada vez más fanáticos.

María Prieto, fundadora de Kombuchacha, marca pionera en estas bebidas, 100% orgánica, libre de probióticos comerciales, y con presencia en todo el territorio nacional, ha visto de cerca la evolución de los consumidores “cuando partimos éramos vistos como un producto de nicho y hoy el consumo de Kombuchacha es mucho más masivo. No sólo porque su consumo hace bien, sino porque tiene ese carácter burbujeante y refrescante”. Respecto a la estacionalidad, Prieto comenta que “la llegada del verano es sinónimo de mayor demanda, pues la kombucha es altamente hidratante y versátil, pudiendo consumirse sola, en coctelería sin alcohol, mientras haces deporte o simplemente en el día a día”.

Sobre la cantidad de agua a consumir en un día, Marisol Martínez recomienda que sean al menos 6 a 8 vasos de líquido al día, para evitar consecuencias negativas como “mareos, dolor de cabeza, piel enrojecida, debilidad y fatiga, calambres, boca seca y falta de apetito”.

Anuncio