“Pacientes con depresión son más propensos a presentar un evento cardiovascular”

0
176

El especialista explicó que ambas enfermedades tienen una correlación, y que las personas con algún trastorno de salud mental que presentan un episodio al corazón tienen mayor riesgo de mortalidad.

Entre el 6 y el 12 de septiembre se estará llevando a cabo la Semana Mundial de Acción sobre las Enfermedades No Transmisibles (ENT), que contempla todas aquellas afecciones que no son contagiosas. En este contexto los expertos llaman a retomar los controles médicos, ya que estas enfermedades representan el 70% de las muertes en el mundo. 

Las cifras mundiales que hay detrás de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) son impactantes sobre todo si se considera que el 70% de las muertes en el mundo se atribuyen a este tipo de enfermedades no contagiosas, y que las enfermedades cardiovasculares representan la mayoría de las muertes por ENT (17,9 millones de personas al año), seguido de los cánceres (9,0 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y la diabetes (1,6 millones)[1]. Según el cardiólogo intervencionista de la Unidad de Especialidad Médica de Adultos del Hospital El Carmen, doctor Rami Souki, existen, además, correlaciones entre estas enfermedades que pueden agravar la situación de un paciente, es el caso, por ejemplo, de los problemas de salud mental y los eventos cardiovasculares, ya según explica, los pacientes con depresión son más propensos a presentar problemas al corazón.

“El riesgo de mortalidad en el grupo de pacientes que poseen cuadros depresivos y que además tienen algún problema cardiovascular, es mucho mayor y eso se debe a que son pacientes que tienen poca adherencia a los tratamientos por su cuadro patológico, consultan menos al médico, asisten con menor frecuencia a controles o chequeos adecuados y son propensos a hacer menos terapias de rehabilitación. Es por eso que es importante que ambas enfermedades se traten de manera conjunta”, explicó el especialista.

Esta misma interconexión entre las ENT es compartida por el jefe de la unidad de psicogeriatría del Instituto Nacional de Geriatría y académico del departamento de salud mental de la Universidad de Chile, el psiquiatra Roberto Sunkel, quien aseguró que “muchas veces tener una Enfermedad No Transmisible puede ser el puente para padecer otro tipo de ENT: por ejemplo en un paciente con diabetes el riesgo de depresión sube un 30%, y en el de alguien que haya sufrido un accidente cerebrovascular, ese aumento llega a ser cerca de un 60%”.

Así también, el especialista explicó que en las personas mayores es donde más se relacionan las ENT con las enfermedades psiquiátricas, ya que por un lado estas enfermedades aumentan los cuadros depresivos en este grupo etario o quienes ya tienen un cuadro depresivo desarrollado y a este se suma una ENT, aumenta el riesgo de polifarmacia, las respuestas a tratamientos tienden a ser peores, las tasas de hospitalización son mayores y aumenta la mortalidad multicausa.

Con respecto a los problemas cardiovasculares, el especialista aseguró que “sin duda en los mayores de edad, la depresión es un factor de riesgo cardiovascular. Los pacientes de este grupo que tienen algún problema de salud mental tienen cinco veces más riesgo de presentar un infarto agudo al miocardio”, agregó.

Para prevenir las ENT, ambos especialistas hacen un llamado a no perder los chequeos de salud rutinarios a pesar de estar en un escenario de pandemia, ya que justamente las ENT, y en concreto aquellas cardiovasculares, muchas veces no muestran síntomas evidentes, y una vez que lo hacen, ya se ha generado algún tipo de daño más complejo.

El doctor Rami Souki entregó una serie de recomendaciones para que las personas puedan evitar desarrollar alguna enfermedad cardiovascular. En ese contexto, el especialista aseguró que es importante que las personas conozcan cuáles son los factores de riesgo con el objetivo de que puedan identificarlos y modificarlos de forma positiva. Existen factores de riesgo modificables y no modificables; entre los modificables se encuentran el sedentarismo definiéndose como la no realización de actividad física por al menos 150 minutos semanales, el sobrepeso-obesidad, el tabaquismo y el estrés. En la comunidad chilena estos factores de riesgo son los más prevalentes y pueden ser modificados por intervención farmacológica y no farmacológica. Respeto a los factores de riesgo no modificables, se encuentra la edad, el sexo, la genética y la raza y, por último, existen factores de riesgo no modificables pero que pueden ser controlables como es en el caso de la hipertensión arterial, diabetes mellitus y dislipidemia. Lo importante es que al modificar o controlar algunos de estos factores se conseguirá reducir el riesgo cardiovascular y, por ende, disminuir la posibilidad de desenlaces fatales o incapacitantes derivado de alguna enfermedad cardiovascular”.

Además, el especialista explicó que otro aspecto importante para evitar algún problema cardiovascular es calcular este riesgo en los pacientes que asisten a las consultas a partir de los 40 años y en los menores, en caso de existir algún antecedente familiar de primer grado o personal importante. “Es relevante mencionar la hipercolesterolemia familiar la cual es una entidad poco diagnosticada y ligada a enfermedad cardiovascular en más del 80% de los casos. Así también las mujeres, una vez que llegan a la menopausia, equiparan su riesgo cardiovascular con el del hombre y, en caso de enfermarse, el riesgo de desenlace fatal es por eso que toda mujer debe saber que al llegar a la menopausia tiene que acudir a una consulta médica para estratificar su riesgo cardiovascular”.

Por su parte, el doctor Sunkel entregó algunas recomendaciones para prevenir los cuadros depresivos sobre todo en adultos mayores “motivar la participación social de estas personas es muy importante, así como diseñar actividades que sean placenteras desde el punto de vista de la persona mayor, ya que no hay que olvidar que pertenecen a una población con intereses distintos”.

Semana Mundial de Acción sobre las Enfermedades No Transmisibles

Entre el 6 y el 12 de septiembre se llevará a cabo la Semana Mundial de Acción sobre las Enfermedades No Transmisibles que tiene como objetivo frenar la carga cada vez mayor de las ENT. Upjohn división de Pfizer, está llevando a cabo diversas acciones en distintos países para reducir las muertes y enfermedades evitables, y aumentar la salud y la equidad en todo el mundo[2].

Las ENT son actualmente la causa número uno de muerte y discapacidad en el mundo, y la carga es muy severa en los países de ingresos bajos y medianos, donde viven cuatro de cada cinco personas con una ENT. La Semana Mundial de Acción sobre las ENT tiene como objetivo unir el movimiento de las ENT bajo un tema específico, concentrando los esfuerzos con el objetivo de reducir la carga de estas enfermedades a nivel mundial y aumentar la salud y la igualdad[3].

[1] Organización Mundial de la Salud. (2021, 13, Abril) Acerca de las ENT. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/noncommunicable-diseases#:~:text=Las%20enfermedades%20no%20transmisibles%20(ENT,de%20ingresos%20bajos%20y%20medianos. Consultado el 24 de Agosto 2021.

[2] Semana Mundial de Acción por las Enfermedades No Transmisibles. Disponible en: https://actonncds.org/es/acerca-de/que-es-la-semana-accion  (Consultado el 17 de agosto 2021)

[3] Semana Mundial de Acción por las Enfermedades No Transmisibles. Disponible en: https://actonncds.org/es/acerca-de/que-es-la-semana-accion  (Consultado el 17 de agosto 2021)

Anuncio