Los orígenes de la toalla higiénica, el producto menstrual más utilizado en Chile

0
47

Desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad, las toallas higiénicas Kotex continúan acompañando a las mujeres de todo el mundo.

El pasado 1 de septiembre, el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) publicó su primer estudio de gestión menstrual, en el cual se concluyó que la toalla higiénica es el método principal de cuidado personal femenino en el país. Te invitamos a conocer la historia del absorbente creado por Kimberly-Clark en el siglo XX y su impacto en la vida de las mujeres.

Un 44% de las mujeres utilizan la toalla higiénica como principal producto menstrual en Chile. Pero ¿cómo se creó este producto de protección femenina? y ¿cuál es su trascendencia hoy? La creación de Kotex remonta a 1918, al finalizar la Primera Guerra Mundial, cuando las enfermeras de la guerra descubrieron que el material “Cellucotton” brindaba una gran absorción de sangre.

Tres años después, en 1921, Kotex se consagró como el primer producto fabricado en masa en lograr ingresar al mercado. La nueva fama de las toallas higiénicas se debía, en gran parte, a las revolucionarias campañas publicitarias elaboradas por Kimberly-Clark, marca creadora de Kotex, dirigidas al cuidado personal femenino.

“La toallita higiénica es una innovación que marcó un antes y después en el cuidado femenino. Desde ese entonces, el producto ha estado acompañando a las mujeres en todo momento, entregándoles no sólo cuidado y autonomía, sino que también, consolidándose como un símbolo de protección y empoderamiento. Como ha sido tradición en Kimberly – Clark seguiremos innovando en las nuevas formas de cuidado femenino que se encuentran en el mercado”, comenta Eugenia Nieva, gerente de Marketing de Kimberly-Clark para Chile.

El estudio del SERNAC, además, concluyó que el 47% de las personas encuestadas nunca recibieron una charla sobre higiene, salud y educación menstrual en su etapa escolar. Para Kotex, esto ha sido objeto de campañas, como #NoMásEstigma, cuyo objetivo era derribar los estigmas y barreras asociados al ciclo menstrual, y #SoyUnNuevoCiclo, una instancia de empoderamiento, movimiento e instrucción para mujeres de todas las edades, con la finalidad de impulsar sus objetivos, ambiciones y proyectos personales. “Para nosotros la educación de la salud e higiene personal es primordial, entendiéndola como la base integral para el desarrollo de todas quienes serán las voces de las siguientes generaciones en un futuro”, finaliza Nieva.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí