Encefalitis: Experto de Mayo Clinic explica por qué es importante el tratamiento temprano

0
63

 La Encefalitis es una enfermedad que implica inflamación o hinchazón del cerebro. Esto puede suceder debido a infecciones o problemas con el sistema inmunológico, y el tratamiento temprano es importante. Por eso Sarosh Irani, Licenciado en medicina y cirugía, neurólogo e investigador en Mayo Clinic, en Jacksonville, Florida, dice que es esencial crear conciencia.

«Varios médicos, y ciertamente el público, no son conscientes de la encefalitis. Sin embargo, es una emergencia médica, donde sabemos que el tratamiento temprano hace una gran diferencia para nuestros pacientes, tanto aquellos con las formas infecciosas de la enfermedad — y quizás la más común en la actualidad — como aquellos con las formas autoinmunes de la enfermedad,» dice el Dr. Irani.

Los dos tipos o divisiones principales de encefalitis son las infecciosas y las autoinmunes. En algunos casos, la causa exacta de la encefalitis permanece desconocida.

Cosas importantes que debes saber acerca la encefalitis infecciosa:

  • Es causada por virus que invaden el cerebro, tales como herpes y enterovirus.
  • Mosquitos y garrapatas también pueden transmitir virus que pueden causar la encefalitis.
  • Los síntomas se desarrollan rápidamente, a lo largo de días o semanas.

La mayoría de las personas con encefalitis infecciosa comienzan con síntomas como dolor de cabeza y fiebre. Estos signos pueden convertirse en síntomas más graves en cuestión de horas o días, como confusión, cambios de personalidad, convulsiones y pérdida de sensibilidad o movimiento en áreas específicas del cuerpo.

Información importante para saber acerca de la encefalitis autoinmune:

  • El sistema inmunológico ataca por error al cerebro.
  • Su blanco son las personas desde el primer año de vida hasta finales de los 80, tanto mujeres como hombres. Algunas formas afectan especialmente a jóvenes o ancianos; hombres o mujeres.
  • Puede desencadenarse por una infección en otras partes del cuerpo (encefalitis autoinmune postinfecciosa) o por un tumor (encefalitis autoinmune paraneoplásica). Sin embargo, en aproximadamente el 90% de los casos, no se encuentra la causa.
  • Los síntomas pueden desarrollarse rápidamente, como por encefalitis infecciosa, o más lentamente durante semanas o meses, y pueden no incluir fiebre.
  • Estos síntomas de encefalitis autoinmune pueden incluir cambios en la personalidad, pérdida de memoria, problemas para comprender la realidad (psicosis), alucinaciones (ver o escuchar cosas que no existen), convulsiones y movimientos inusuales.

La prevención es un desafío importante, señala el Dr. Irani.

«No tenemos medidas preventivas consistentes para estas enfermedades. Solo algunas causas infecciosas se pueden prevenir con la vacunación. También hay algunas causas de encefalitis infecciosa que podemos prevenir limitando la propagación de persona a persona o tratando de prevenir, por ejemplo, vectores como los mosquitos que infectan a algunos pacientes. Sin embargo, para causas autoinmunes, no sabemos cómo prevenir esta enfermedad, esto sigue siendo una cuestión importante para todos nuestros pacientes,» dice.

El Dr. Irani dirige un equipo de investigación que investiga enfermedades neurológicas autoinmunes.

«Uno de nuestros principales objetivos es descubrir cómo podemos educar a otros neurólogos y médicos de todo el mundo para identificar a los pacientes temprano y darles un tratamiento temprano», dice el Dr. Irani.

Él señala que la investigación trata sobre el uso de la ciencia para crear tratamientos personalizados que marcan la diferencia a los pacientes.

«Nos veo como un grupo de investigación traslacional. Nos reunimos con los pacientes, los cuidamos clínicamente y recolectamos muestras de nuestros pacientes para comprender mejor estas enfermedades», dice él. «Luego equiparamos los resultados clínicos con los recopilados en nuestro laboratorio.»

Con respecto al trabajo de laboratorio, él está interesado en aprender más acerca de cómo ocurren estas enfermedades.

«Queremos saber cómo aparecieron las células inmunitarias que causaron la enfermedad, cómo se perpetúan, a qué compartimentos corporales van, en qué partes del cuerpo residen y, por supuesto, sobre todo, cómo podemos excluirlas con precisión sin dar a los pacientes demasiados efectos secundarios», dice el Dr. Irani.

«A corto plazo, espero que esta investigación ayude a los pacientes, ofreciendo a los médicos una mejor comprensión de cuándo debemos tratar a los pacientes, cómo debemos identificarlos y qué tratamientos pueden ser más efectivos para cada escenario», dice.

«A largo plazo, ojalá que podamos construir una plataforma mediante la cual podamos preguntarnos sobre cada una de estas enfermedades y, dado que todas son ligeramente diferentes entre sí, tratar de saber cómo diferenciarlas. Y cómo podemos ofrecer al paciente adecuado el tratamiento adecuado en el momento adecuado,» dice el Dr. Irani.

Anuncio