Los primeros años de vida es una etapa en que el aprendizaje y desarrollo de los niños se transforma en un desafío diario, transformando acciones como comer, caminar y el control de esfínter, en hitos que marcan el nivel de maduración de nuestros hijos. 

Cada niño se desarrolla en sus funciones según sus tiempos y estimulación. Uno de los mayores desafíos que se enfrentan en la primera infancia es el proceso de control de esfínter. Dejar los pañales, para aprender a avisar e ir al baño, o no mojar la cama en la noche, requiere más que una conversación y estimulación, es necesario un desarrollo orgánico.

La edad estimada para que un niño desarrolle el control de esfínter es alrededor de los 2 a 3 años, siendo normal que posteriormente en ocasiones se orine, porque la consolidación del control de esfínter depende de la maduración de cada niño. “El control de esfínter se desarrolla de manera diferente entre un niño y una niña, por esta razón son los padres quienes tienen que incentivar a dejar los pañales a sus hijos a medida que maduran sin generar estrés en los pequeños”, explica Aurelio Cuéllar, pediatra con especialidad en neonatología.  

Es importante que los padres eviten los retos, burlas o castigos ante algún tipo de accidente, siendo la comprensión y apoyo los pilares para que el niño desarrolle confianza y pueda asimilar este aprendizaje con cariño.

El tiempo que demore este desarrollo, no tendrá ninguna incidencia en el futuro, sino logra controlar esfínter con exactitud a cierta edad, lo importante es que se sienta en confianza para lograr la transición. Es importante tener en cuenta que el tiempo no es clave en este proceso, no existe ningún apuro.

¡Adiós Pañales!   

Los pañales han acompañado a nuestro bebé desde sus primeros días de vida, razón por la cual dejarlos no será un asunto sencillo. Una de las primeras señales que los padres podrán percibir, es que el niño comenzará a avisar cada vez que se haga en el pañal, les molestará el olor y se sentirán incómodos.

Al respecto de las señales a las que los padres deben estar atentos para y apoyar a sus hijos, en el cambio de los pañales por el baño, el doctor Aurelio Cuéllar recomienda: “una buena comunicación, que los padres le enseñen al niño lo que es pipí o caca, que aprenda a distinguir. Deben conversar con el niño cuando este tenga una incomodidad, ese es un indicio de que algo está cambiando. Los padres deben preguntar e invitar a ir al baño”.

El camino al baño

Para facilitar la transición entre los pañales y el baño, podemos ayudar a nuestros hijos vistiéndolos con ropa adecuada para que no se transforme en un obstáculo ni limitación al momento de ir al baño. Tasas de baño especiales, adaptadas a la altura de los niños o pantalones sin botones, pueden ser importantes para facilitar esta tarea.

Encontrar ropa que sea fácil de sacar es clave en este proceso. Es por esta razón que la marca de ropa infantil Pillin, para acompañar el crecimiento de los niños, cuenta con diseños cómodos y de fácil manejo. Pantalones con cintura elástica, buzos, leggins para la niñitas, entre otros, son parte de las prendas ideadas especialmente para apoyar y facilitar el camino al baño. Con entretenidos colores y diseños, en Pillin, la ropa infantil es creada para adaptarse a las grandes aventuras del crecimiento de los hijos.

 

No existe duda alguna que cada etapa de crecimiento de un niño conlleva muchas alegrías, desaciertos y esfuerzo tanto de sus padres o cuidadores, como también del círculo que los rodea. Uno de los factores que inciden en su pleno desarrollo es la relación padre e hijo; por lo que el psicólogo de Clínica Vespucio, Daniel Holloway, se refiere a la teoría del apego y explica la importancia del vínculo temprano, la reciprocidad, el respeto y la comunicación entre el progenitor y su descendencia.

El nacimiento de un hijo es un hecho que despierta una serie de emociones, expectativas y proyecciones para los futuros padres, que en sus respectivos roles, cumplirán un papel fundamental en el crecimiento y desarrollo del niño. En la mayoría de los casos, se destaca la importancia de la madre, pero ¿qué lugar ocupa la figura paterna en todo este proceso? ¿Cuál es la relevancia de los padres, dentro la tarea que suele atribuírsele casi en su totalidad a las madres?

La figura paterna y la evolución del niño

El psicólogo de Clínica Vespucio, Daniel Holloway, explica que “el padre tiene un papel fundamental en diversos aspectos que se refieren a la construcción de la identidad en los hijos, ya que su presencia favorece que el vínculo simbiótico (pegoteado), que caracteriza la relación entre la madre y el hijo, pueda ir transitando lentamente hacia la diferenciación. Lo anterior, ocurre cuando éste también asume sus cuidados, como mudarlo, darle de comer y por sobre todo, hacer presencia frente a él, con el fin de que la madre no sea la única en todo este proceso.

El rol de un padre es tan importante como el de la madre, pese a que el primer vínculo fuerte de fusión y apego, tanto de la gestación, nacimiento, o adopción, es el lazo materno. Sin embargo, el progenitor que está presente y participa activamente en la crianza, genera mayor autoestima y seguridad en el hijo, además de ser una instancia para construir y establecer vínculos con otros, basados en el respeto y amor.

Si bien madre y padre no son intercambiables, porque son dos dimensiones diferentes de afectos y relaciones, según el psicólogo de Clínica Vespucio, la figura paterna encarnada por la persona que cumple dicha función, cumple un rol clave en el desarrollo del niño, ya que además del sostenimiento emocional, es la figura de autoridad que ayuda a establecer límites entre realidad y fantasía, lo que puede y no hacerse, etc.

Se estima que los niños que desarrollan una relación sana con el padre, y también con la madre, con el paso del tiempo muestran mayor autoestima y seguridad. En este contexto, el psicólogo de Clínica Vespucio, Daniel Holloway, puntualiza que “cada etapa de la vida del niño es una oportunidad para vivenciar sus sueños, miedos y alegrías, además de ayudarlo a que pueda elaborarlos y darles un asidero en la realidad”.

De la misma manera, el profesional explica que “desde la vereda del niño, niña y adolescente, el proceso lo vive como un aprendizaje de la sociedad, adquisición de hábitos y la construcción de su identidad, internalizando aspectos positivos y negativos de la figura paterna e imitando conductas y estilos de vida”.  Cabe destacar, según el psicólogo, que el padre será el primer modelo masculino para sus hijos o hijas.

Qué es la teoría del apego

El vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres o con quienes cumplen el rol de cuidadores, tiene relación con esta teoría. Según el profesional de Clínica Vespucio, esta conexión proporciona la seguridad emocional indispensable para un correcto desarrollo de la personalidad del niño.

Esta creencia se sustenta, de acuerdo al psicólogo, “en que el estado de seguridad, ansiedad o temor de un niño es determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidad de respuesta de su principal figura de afecto (persona con que se establece el lazo)”.

Por lo tanto, la función paterna será fundamental para el logro de un apego seguro, en la medida en que sea soporte emocional para la madre y los hijos, al mismo tiempo que figura de autoridad, sin caer en el autoritarismo. 

Cómo establecer un vínculo seguro entre padre e hijo

La relación entre padre e hijos debe estar basado, en primer lugar, en el cariño y el respeto. El profesional de Clínica Vespucio, explica que “reconocer a los hijos como personas es fundamental y para ello, es fundamental atender a sus necesidades, asignarles responsabilidades y derechos en cada etapa de sus vidas”.

El psicólogo sintetiza que “la actitud de los padres hacia sus hijos va a ser determinante a la hora de que éstos logren un correcto desarrollo” y, por tanto, “deben ser cuidadosos a la hora tratarlos, teniendo siempre en cuenta que cada proceso se vive de manera diferente”.

Esto pavimentará un camino para que la niña y/o el niño, crezca en un ambiente sano y con una personalidad fuerte, para enfrentar de la mejor manera cada etapa de su crecimiento. 

El psicólogo Daniel Holloway, de Clínica Vespucio, entrega algunas recomendaciones para los padres:

  • En primer lugar, los padres deben mostrarse alineados cuando se trata de establecer reglas, es decir, deben estar de acuerdo en el “rayado de la cancha” y no desautorizarse ante los hijos.
  • Es fundamental que los progenitores valoren y destaquen el esfuerzo, no sólo los resultados.
  • Respetar sus puntos de vista y expresar orgullo por sus logros, mostrando interés genuino y consideración por su deseos y necesidades.
  • Entender las señales de los niños y su forma de comunicarse.
  • Establecer confianza y responder a sus necesidades.
  • Es importante abrazarlo, acariciarlo y demostrarle cariño.
  • Cuidar su propio bienestar emocional y físico, ya que esto repercutirá en el comportamiento y desarrollo.
  • Exigirles lo esperado para su edad y personalidad.

 

Se acerca el Día del Padre y vemos cómo sus funciones en relación al cuidado y crianza de los hijos han ido cambiando en las últimas décadas. Éstas ya no están claramente predeterminadas como antes, cuando el rol al interior de las familias daba esta responsabilidad en gran parte a la madre, dejando al padre prácticamente solo en su papel de proveedor.

Los niños, incluso desde antes de su nacimiento, presentan múltiples necesidades para su sobrevivencia y bienestar. Si bien tradicionalmente ha sido la madre la encargada de ofrecer el resguardo nutricional, físico y afectivo, hoy se entiende que es un rol compartido con el padre.

Claramente los tiempos han cambiado. La docente de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico, Ximena Montero, explica que lo que hoy prima es el concepto de corresponsabilidad, que ha implicado para el padre un mundo de posibilidades en este rol paternal y, al mismo tiempo, una sobrecarga dada las nuevas demandas. “Muchos padres se ven enfrentados a estas demandas sin tener una preparación previa, por no haber sido parte de un proceso de socialización. Por eso, a veces viven esta experiencia sintiéndose solos, desorientados y con temor a equivocarse”, comenta la psicóloga.

La profesional agrega que son variadas las situaciones en las que los padres se ven desafiados. Así sucede con los papás primerizos, los padres que crían solos, aquéllos que viven una separación, divorcio o viudez, o los que conforman nuevas relaciones con otras parejas con hijos y deben asumir la adopción de esos niños. “Cada una de estas vivencias tiene su belleza, sus oportunidades y desafíos. Y para esto no hay fórmulas ni recetas, pues es un arte el amar, y cada padre y cada hijo son artesanos de su propio vínculo y relación”, plantea.

No obstante Montero, quien es psicoterapeuta corporal vincular y psicóloga de niños en la Fundación Cuerpo y Energía, da algunas luces a los padres.

“Un elemento central en la crianza es la conexión con uno mismo, considerando cuerpo, ideas y emociones como una unidad, para poder entablar sintonía y así atender a las necesidades que los hijos vayan manifestando, sobre todo en la etapa llamada preverbal, es decir, antes de que los niños puedan hablarnos. En esta etapa los niños son muy vulnerables y dependientes, porque no pueden hablarnos de sus necesidades. Por eso, la atención al cuerpo y a la emocionalidad de los pequeños es vital para construir vínculos de apego, confianza y seguridad, que serán vitales para el resto de su vida, ya que como explica la Dra. Liliana Acero en su libro ‘Psicoterapia Corporal Vincular: género, relaciones terapéuticas y educativas’, las relaciones tempranas son la base de la salud mental”, acota.

En esto, la experta indica que “no existe la sintonía total ni la perfección, pero si las acciones de cuidado de los niños se hacen con calma, amor y respeto, privilegiando el contacto, la mirada cálida, la mano de caricia y apoyo, la claridad del no protector, todo puede ir bien”.

 

Consejos para cada padre

La docente de la escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico, Ximena Montero, entrega algunos consejos para los padres que cumplen su rol desde diferentes veredas:

  • Padres que tienen varios hijos y poco tiempo. “Es importante que puedan aprovechar los momentos que se emplean en los hábitos y tareas cotidianas para estar presentes, en contacto, dispuestos para escuchar, responder sus preguntas, interesarse por su mundo de intereses, alegrías y conflictos. Acompañar los retos cotidianos a los que se enfrentan, que van desde aprender a caminar, andar en bicicleta o exponer su primer trabajo en el colegio, son claves para fortalecer un vínculo nutritivo. Pueden hacerlo en grupo, compartiendo estos momentos con los otros hijos, donde cada uno tenga su espacio de participación, su tiempo de espera y su lugar personal. Pero es importante también, cada vez que sea posible, dar un tiempo individual a cada hijo, como espacio para la construcción de un vínculo de intimidad, que reconoce su individualidad”.  

  • Padres que crían hijos de otros, ya sea por adopción o por hacer familia con una pareja que trae sus propios hijos. “Esto plantea desafíos diferentes, dependiendo de si el padre biológico está o no presente, pues se asocia al lugar que puede ocupar: como padre de crianza o como colaborador de un padre presente. Éste es un gran tema que requiere múltiples reflexiones y que puede generar distintas dinámicas: que los niños sientan rechazo a este nuevo compañero de la madre, que lo ‘pongan a prueba’, que lo sientan rival de su padre biológico, quedando con sensaciones de deslealtad si colaboran o generan vínculo, entre otros aspectos. Nuevamente el llamado es al respeto por los procesos que viven los niños y a mantener la paciencia para dar tiempo a la construcción paulatina de un vínculo a partir de la empatía y la comunicación en los pequeños momentos que ofrece la vida cotidiana”.

  • Padres que crían solos. “Ya sea en tiempo total o parcial, reconocer que los niños tienen necesidades que se satisfacen en el vínculo con el cuidador principal, ya sea padre, madre, abuela, tío, etc. Educar, limpiar, cuidar, nutrir de alimentos, de afecto y de alegría, es posible para un hombre o mujer. ¡Ánimo, que la tarea empieza por la propia casa!”.

 

La reconocida escuela after school Engineering For Kids ya tiene todo preparado para celebrar el Día del Papá de una manera distinta, única y lúdica. A través de un taller creado especialmente para la ocasión, los papás e hijos podrán jugar y aprender de manera distinta sobre la robótica, utilizando su imaginación y creatividad.

El próximo domingo 18 de junio se celebrará el Dia del Papá.  Es por ello que EFK Chile -www.efk.cl- ha desarrollado una actividad distinta para realizar entre papás e hijos de manera de pasar un momento único en familia, desarrollando nuevas habilidades y dejando volar la imaginación , la cual se realizará el próximo 10 de junio.

El papá tiene un papel fundamental en la construcción de la identidad en los hijos. “Es el primer modelo de hombre que tienen y cuando esta identificación tiene lugar de manera adecuada, los niños y jóvenes tienen mayores posibilidades de estructurar su identidad masculina o femenina”, sostiene Dafna Geller directora de EFK.

Y, agrega, “Cuando ellos se toman el tiempo suficiente para hablar y escuchar a sus hijos y están conectados emocionalmente con ellos, estos se sienten valorados, importantes y tomados en cuenta, experimentando una sensación de apoyo y soporte”.

Para potenciar esta relación, el centro educacional dictará el taller Ingeniería Robótica para niños de entre 4 y 6 años, como también para niños de entre 7 y 14 años. Se trata de una clase que mezcla de manera perfecta diversión y aprendizaje, utilizando LEGO WeDo™ Robots. “Con los bloques, los estudiantes construirán un ave danzante, un giro inteligente y un mono tamborilero, aprendiendo como programar y operar sus creaciones usando una Laptop” explica Geller.

La actividad tendrá una duración de dos horas y, durante ese tiempo, las actividades  -guiadas por especialistas en educación- enseñarán a diferenciar en conjunto la tecnología de objetos naturales (no hechos por el hombre); describir la forma en que usamos la tecnología en nuestra vida cotidiana.; conocer el qué hacer de los ingenieros y cómo usan la tecnología para hacer la vida más fácil; explorar el trabajo de un ingeniero en robótica; y conocer los seis pasos del Proceso de Diseño de Ingeniería.

 “Estamos muy contactos de acercar a los niños a las ciencias duras de manera didáctica y entretenida. Es por ello que decidimos realizar este entretenido curso en familia para celebrar al Papá en su día” finaliza, Dafna Geller, directora de EFK Chile.

Mayor información e inscripciones en:  www.efk.cl

 

Con la llegada del invierno suele disminuir el abanico de actividades físicas en los niños, pero también en esta época están expuestos a sufrir una fractura, lesión o caída. El jefe del Centro Médico y traumatólogo de Clínica Vespucio, Dr. Rodrigo Rivera, se refiere al ejercicio recomendable y cómo prevenir este tipo de accidentes.

Los niños a cierta edad se vuelven más inquietos y es habitual verlos “revolotear” por la casa y más aún en el colegio, donde pueden interactuar con más libertad frente a sus pares. Los cambios de temporada, eso si, son un factor que influye en la disminución de actividades y, por este motivo, el especialista de Clínica Vespucio, enfatiza en la importancia de promover cierto tipo de rutinas en los niños, a fin de evitar el sedentarismo en ellos.

Por otro lado, el profesional enfatiza en la importancia de que los padres puedan incentivar el autocuidado en sus hijos, ya que en esta época suelen aumentar los accidentes por el piso resbaladizo, lo que podría ocasionar una caída y con ello una lesión, fractura e incluso un traumatismo.

Prevención de resbalones y caídas

Para muchos podría parecer una tontera, pero los resbalones pueden tener serias consecuencias. El traumatólogo de Clínica Vespucio, explica que “una caída de este tipo es sumamente peligrosa, ya que el niño está expuesto a una fractura en alguna de sus extremidades o peor aún, a un traumatismo encéfalo craneano”. Este tipo de accidentes  son bastante comunes tanto en el hogar, como en el colegio y según el doctor Rivera, “el riesgo es mayor, si esto ocurre en escaleras”.

Por lo anterior, es importante que los padres recomienden a sus hijos ser más cuidadosos, especialmente cuando está lloviendo y para ello, es importante que tengan en cuenta lo siguiente:

  • Si están en el colegio, lo ideal es que circulen por lugares y pasillos con aserrín o que estén adaptado con alfombras u otro material anti resbalones.
  • Respecto del zapato, lo ideal es uno que sea blando y que se adhiera bien al piso, con el fin de reducir el riesgo de caídas y lesiones.
  • Se deben evitar las plataformas y tacos, ya que facilitan la posibilidad de sufrir una torcedura o esguince.
    • Sugiera que utilicen pasamanos en escaleras y rampas, ya que ayudan a proteger de caídas.

Ejercicios y actividades en invierno

Las bajas temperaturas y la llegada del invierno, son factores que influyen en que los niños bajen la intensidad de sus actividades. Para evitar que en este periodo se transforme en una etapa sedentaria, el doctor Rodrigo Rivera, de Clínica Vespucio,  explica que “los padres deben asegurarse de que sus hijos hagan suficiente ejercicio, por lo que es fundamental idear estrategias para vencer el sedentarismo en este periodo del año”.

¿cuál es la recomendación?

De acuerdo a lo anterior, el traumatólogo explica que “los niños mayores de dos años deben realizar a lo menos 60 minutos de ejercicio moderado a enérgico, en la medida de sus posibilidades. Lo recomendable es que lo realicen a diario o, casi todos los días de la semana”.

Para evitar que los niños se aburran en el encierro, los mismos padres o familiares pueden incentivar a los niños con actividades al interior de la casa, como baile entretenido, coreografías o incluso, ayudar en las tareas de la casa, que también implica esfuerzo y movimiento.

La práctica del ejercicio físico es un hábito saludable de gran importancia, ya que según el especialista, “mejora la coordinación motora favoreciendo el crecimiento de huesos y músculos”. De la misma manera, fortalece la adquisición de hábitos saludables y ayuda a que los niños se mantengan en un peso adecuado.

El traumatólogo, Rodrigo Rivera, entrega algunos consejos al respecto:  

  • Se debe preparar el cuerpo antes de hacer ejercicios y para ellos, es importante realizar estiramientos,  que ayudarán a los músculos y los tendones a responder de manera adecuada.
  • Es importante que los niños se mantengan hidratados si van a realizar ejercicio, ya que se pierde mucho líquido con la práctica del deporte.
  • El especialista también recomienda vigilar los cambios de temperatura y enfatiza en la importancia de abrigarlos después de cada actividad, pero no hacerlo en exceso durante el ejercicio.

 

Fanáticos de la lluvia prepárense porque Colloky los sorprenderá con un sinfin de propuestas para disfrutar del clima invernal.

Colloky entiende que jugar al aire libre es una de las cosas que los niños más disfrutan. Desde luego, cualquiera sea el clima, se goza más y de manera segura cuando están vestidos apropiadamente. Pero recuerda: no hay mal tiempo para ir a jugar, sólo mala ropa. Y como en invierno la mejor idea es mantenerse caliente y seco,  Colloky te enseña su colección de botas impermeables, perfectas para saltar y jugar bajo la lluvia, manteniendo siempre los pies de los niños secos, calientes  y libres de humedad todo el tiempo.

En esta colección podrás encontrar desde botas estampadas en flores y con puños de algodón para las niñas más coquetas, pero también opciones en cuero charol,  súper versátiles y adaptables a cualquier estilo. Las botas con terraplén estarán a la orden del día y tendrán cordones para amarrar al mejor estilo militar. Los niños aventureros, también tienen su bota especial: en goma y con ajuste anti agua, un modelo perfecto para chapotear mientras llueve.

Y en cuanto a los abrigos, las parkas de pluma serán las mejores aliadas para jugar dado que se ajustan al movimiento de lo niños por ser super livianas y flexibles. Lo acompañan primeras capas en exquisito algodón, guantes y medias térmicas. 

Este invierno, deja que tus niños jueguen y salten en la lluvia, con la comodidad y seguridad que les brinda Colloky.

 

Con solo moldear, escanear y estilizar sus masitas, los más pequeños de la casa podrán hacer realidad sus propias historias  y darles vida con la nueva aplicación Play-Doh Touch de Hasbro.

Play-Doh definitivamente no tiene límites, si de innovar se trata. Con 60 años de historia la marca de Hasbro ha entretenido a millones de niños en el mundo y hoy estrena lo que es   su primera app disponible para sistemas operativos iOS y Android. La cual es capaz de sincronizarse con diversos dispositivos móviles, a través de una superficie que actúa como base digital que permite escanear todas las distintas figuras de masitas creadas por los niños.

Play-Doh Touch Creaciones Animadas Estudio es un set lleno de moldes con variadas formas, cuenta con sellos digitales, cortadores y herramientas que permiten hacer todo. Para comenzar lo primero que deben hacer es descargar la app Play-Doh Touch en App Store o Google Play, para luego moldear los personajes con los sellos incluidos en el kit. ¡Basta elegir una figura hecha de masita, colocarla sobre la base digital de Play-Doh Touch y a escanear se ha dicho!

La app de Play-Doh, creada por el equipo de desarrollo que generó Monument Valley, usa la cámara de un dispositivo móvil para hacer una fotografía y escanear la creación en masita. El resultado se convierte entonces en una creación 3D con la cual los niños podrán interactuar y jugar en la aplicación.

“Es muy fácil. Puedes conectar un iPhone, iPad o iPod Touch, descargar la app y el set funciona como un pequeño escáner básico. Se pueden hacer todas las figuras que se quieran e integrarlas dentro del juego, pero para pasar a la etapa 3D se deben usar los moldes que trae originalmente el set”, agrega Sebastián González, Brand Manager de Play- Doh

Algunas de las formas y moldes incluidos pueden activar funciones en el juego, como palabras extra o personajes escondidos. Aunque lo mejor de Touch es que permite dar vida a los personajes y objetos que los niños crean con las masitas Play- Doh.

Play-Doh Touch Creaciones animadas y Play-Doh Touch Formas y Estilos, tienen un valor de $26.990 y $10.990, lo encuentran en las principales tiendas de departamento y supermercados del país.

 “Estamos seguros que a grandes y chicos les gustará mucho. Esta es una innovación de la marca Play Doh que lleva muchos años en el mercado y que ahora da un paso más allá permitiendo que los niños realicen sus propias creaciones animadas”, concluye Sebastián González, Brand Manager Play Doh.

Los niños podrán conocer y crear con Play Doh Touch próximos fines de semana en algunas tiendas Falabella ubicadas en:

  • 27 y 28 Mayo: Puente
  • 3 y 4 junio: San Bernardo, Plaza Oeste, Maipú, Manquehue y Ahumada
  • 10 y 11 junio: Mall Alto Las Condes, Mall Plaza Norte y Mall Plaza Egaña

 

Dra. Sandra Castro

Académica de la Escuela de Educación Parvularia

Universidad Católica del Maule

        

Los seres humanos siempre han tenido la necesidad de expresarse, ejemplo de ello son las pinturas rupestres en cuevas que detallaban actividades cotidianas de los grupos. De las diferentes formas de expresión el dibujo es la más natural y espontanea representación infantil. Por tanto, es imperioso recalcar que la expresión participa del crecimiento integral del niño(a), es una actividad placentera que lo lleva a comunicar la relación que tiene con el medio que lo rodea, sus sensaciones y sentimientos, representa lo que considera esencial, lo que sabe o recuerda de sus experiencias.

Para el niño(a) el proceso artístico es más atractivo que el producto final; el proceso lo disfruta y goza en plenitud. La experiencia de manipular, decidir qué hacer, cómo hacerlo, qué color utilizar, qué dibujar, qué trazos resaltar es mucho más satisfactorio que el resultado. Esto se comprueba observando al niño(a) cambiar de actividad o dejar de lado su obra una vez terminada.

Fases de la expresión plástica según edad

Las primeras experiencias del dibujo son los garabatos, movimientos que poco a poco va a controlar e intencionar, para más tarde asignarle nombre, hasta lograr representaciones con rasgos reconocibles:

A partir del año y medio de edad, los primeros trazos son denominados garabatos, que suelen realizarse a modo exploratorio condicionados por las limitaciones propias del nivel de maduración visomotora y las habilidades personales. No hay intención de representar algo, simplemente el niño(a) traza y disfruta con el movimiento.

A los 2 años, no pretende representar formas, figuras u objetos, dibuja por lo agradable que resulta, el movimiento le incentiva. Además se desconcentra fácilmente y no siempre mira al papel mientras dibuja, a veces traza en forma circular o de vaivén.

A los 3 años, sin lógica va controlando la fuerza y la dirección que ejerce, realiza trazos circulares repetitivos. Hacia los 4 años, le asigna un nombre a lo que logro dibujar; conecta movimientos poco reconocibles, dedica más tiempo a sus dibujos y disfruta del color aunque no cobre mayor relevancia. Dibuja tipo renacuajo (cabeza destacada), en esta etapa es conveniente preguntar por lo que dibujó, y que comente de qué se trata y no interpretar, ya que lo más probable, es que no coincidan las interpretaciones.

A los 4 años, se da cuenta de la relación entre los trazos del papel y sus movimientos, aplica más entusiasmo e intenta variar sus movimientos, hay mayor desarrollo coordinación ojo-mano y puede situar los dibujos en un espacio determinado, preocupándose de la forma, detalles y proporciones.

A los 5 años, aumenta la fidelidad de sus dibujos, simboliza utilizando líneas geométricas, con un orden numérico y poco a poco va incorporando nuevas formas, complementando y agregando algunos rasgos definidos.

Si bien el niño(a) debe expresarse libremente, esta libertad es recomendable guiarla, establecer dónde va a dibujar y proporcionarle alternativas con qué hacerlo; ya que en casa los dibujos en las murallas, el auto o en el refrigerador son muy comunes; debe tener delimitado sus espacios, lo que a la larga se trasformará en hábito de trabajo. De igual forma, cuando pregunte sobre que dibujar, se le puede indicar algún tema, para que luego elija, mucha amplitud no le lleva a concretar, no es capaz de seleccionar entre tantas posibilidades. También se aconseja no interferir, dejarlo que pueda crear y representar según sus posibilidades, se puede apoyar si insiste en ser ayudado con preguntas que lo orienten. El adulto es sólo espectador, debe demostrar interés por los dibujos, apreciar sus logros, la sencillez de sus obras e incentivarlo a seguir dibujando; eso le brindará satisfacción. De igual forma tener en cuenta que según el grado de madurez del niño(a) será posible observar mayor cantidad de detalles en los dibujos. Estas diferencias no son motivo de comparaciones, las producciones gráficas se irán perfeccionando a medida que evolucionen otras áreas como la cognitiva, la afectiva y la social, proceso que se dará de forma continua pero no uniforme ni igual en todos los niños(as).

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.